La Columna de Esteban Lujan. 27545127_787456158115605_4508130553401583869_n Full view

La Columna de Esteban Lujan.

DE LA ELIMINACIÓN A LA ILUSIÓN

Cobreloa terminó su participación en el campeonato Copa Chile… pero eso
sí, de una manera digna, pero también a la vez frustrante… era casi
imposible dejar a dos grandes de la capital fuera de este certamen, donde se
entrega un cupo para Copa Libertadores.
Si bien a Universidad Católica se le ganó merecidamente 2×0 en San
Carlos de Apoquindo, en un gran nivel por el cuadro naranja, también es
cierto que en Calama en un apretado partido se perdió 1×2, donde además
no se cobró un claro gol a favor del conjunto naranja cuando iban apenas 9
minutos del primer tiempo y el encuentro estaba empatado 0x0, donde el
juez Fabián Aracena y el primer asistente Raúl Orellana hicieron vista
gorda y no cobraron un clarísimo gol que condicionaba de otra manera el
partido.
Ahora con la universidad de Chile, partido de ida, en un encuentro parejo
se perdió 1×2, corría el minuto 32 del segundo tiempo y Ángelo Araos
remata solo dentro del área loina, la pelota golpea el segundo palo naranja,
esta corre ligeramente por la línea de gol, pero en ningún momento ingresa
completamente, esta se abre hacia el campo de juego y Raúl Olivares se
adueña del balón, pero extrañamente el juez principal valida este como gol
a insinuación del primer asistente, Raúl Orellana. Un tanto regalado al
cuadro azul que fue resistido por los jugadores naranja, sobre todo por
Olivares y Miguel Sanhueza que quedaron con senda tarjetas amarillas.
Cobreloa se fue encima del arco azul y tuvo la más clara opción de empatar
el encuentro en el último minuto, tras tiro libre a favor de los naranjas a la
entrada del área y Matías Rodríguez la saca de la línea cuando ya se
cantaba el gol loino.
Partido de vuelta en El Zorros del Desierto, en un encuentro infartante se
perdió 2×3, pero nuevamente nos pasa lo increíble, el juez principal
Eduardo Gamboa a los 43 minutos, luego de un tiro de esquina a favor de
Cobreloa, no quiso cobrar una clara mano de Benegas dentro del área, lo
que podría haber terminado con la victoria loina en el primer tiempo.
El segundo tiempo fue aún más intenso, luego de ir perdiendo 2×0,
Cobreloa remonta, descuenta a los 69 y empata a los 80 minutos, con este
empate, la U. de Chile se repliega, comienza a pedir la hora y apuesta por
el contra ataque, ya que el conjunto naranja se fue encima del arco azul en
busca del gol que obligaría a los lanzamientos penales… a los 95 minutos,

en una desinteligencia de la defensa loina, un contra ataque azul echó por
la borda las pretensiones naranjas marcando 2×3 definitivo.
Al minuto 62, hubo un clarisimo penal de Matías Rodríguez a Pablo Parra
que Eduardo Gamboa desestimó. Claramente hemos tenido mala suerte con
la designación de los árbitros, ya que en estos 180 minutos fuimos
claramente perjudicados.
Un partido digno de una final, donde los naranjas demostraron claramente
que tienen nivel y donde cualquiera de los dos cuadros mostraron
cualidades para llevarse el triunfo, desgraciadamente nos tocó perder.
Felicito a Rodrigo Meléndez, su cuerpo técnico y a estos muchachos, ya
que han demostrado que estamos para grandes cosas… siguiendo en esta
senda… con el trabajo que estan realizando y con las virtudes escondidas
de los jugadores lograremos el tan ansiado ascenso.
El hincha está nuevamente confiando en el plantel, ya que han demostrado
garra, valor por esa camiseta naranja y sobre todo, vergüenza deportiva.
Este es el Cobreloa que queremos ver… queremos oír… queremos gritar….
queremos verlos luchar por conseguir el objetivo.
Sigan así muchachos y les aseguro que volveremos a ser los mismos que
dimos alegrías no tan solo al pueblo naranja, sino también a Chile.
¡Volveremos a ser grandes! ¡Volveremos a ser Historia!
Fuerza Zorro que de esta saldremos!
Esteban Lujan.

Written by admin