La Columna de Esteban Lujan. 31044097_831551467039407_1215962891209543844_n Full view

La Columna de Esteban Lujan.

EL VASO MEDIO LLENO

Cobreloa tuvo un repunte muy positivo en el partido último del campeonato jugado
contra Santiago Morning en La Pintana.
Digo positivo… porque fue el mejor partido de visita que le he visto en este
campeonato… con una defensa sólida, disciplinada y con actitud.
Los cambios que realizó Rodrigo Pérez para enfrentar este partido fueron acertados…
hubo mucho más comunicación en todo el campo de juego… el medio campo fue
siempre al frente empujando a los delanteros… no hubo esos pases innecesarios hacia
atrás, lo que originó que el encuentro fuera rápido y vistoso… y esto le dio frutos…
logró contrarrestar el ímpetu del buen juego de los microbuseros, los delanteros fueron
en buena medida abastecidos y Lucas Simón no tuvo que bajar como siempre… fue un
digno encuentro donde merecimos más que el empate.
Pese a no ganar, la hinchada quedo conforme, porque vio en este plantel algo más que
fútbol… vio actitud… vio disciplina… vio ganas y eso lo agradeció.
Cerca de 900 hinchas naranjas colmaron las gradas de La Pintana… Hinchas
respetuosos que incluso colgaron un lienzo de NO AL RACISMO en alusión al defensa
Ade de Santiago Morning.
Ahora en el primer partido por copa Chile, ganó 4 x 1 a Provincial Ovalle de visita,
partido que por diferencia de categoría se debía ganar, pero pese a lo abultado del
marcador, no fue tan fácil como se veía en el papel, el local hizo un encomiable partido,
mostró lo suyo y vendió cara la derrota, puso en jaque a Cobreloa, tanto que el primer
tiempo terminó empatado a un tanto por lado.
Los hinchas quedaron contentos… sí, porque fue el primer partido ganado de visita en
la era Pérez. ¿Pero que opinaran los hinchas una vez pasen los días?
Hago la pregunta porque hay dos clases de hinchas:
Los hinchas intransigentes y sin paciencia y los hinchas positivos y mesurados… ambos
de una manera u otra tienen sus razones y además, ambos son apasionados por los
mismos colores… ahora, lo que los distingue es que ven el vaso con la mitad de agua de
diferente manera… Unos ven el vaso medio vacío y los otros lo ven medio lleno…Que
quiero decir con esto, que los primeros que son intransigentes y sin paciencia… quieren
a como de lugar ganar sin medir consecuencias, donde no perdonan error alguno, que
llegan a ser conflictivos ejerciendo presión a técnicos y jugadores y muchas veces sin
ninguna piedad, sin darse cuenta en lo más mínimo que esa actitud provoca
desorientación, que a la postre deriva en el mal funcionamiento del plantel, que luego
ellos mismos sin querer se encargan de hacer leña del árbol caído… No hay maldad en
estos hinchas… Solo que ven el vaso medio vacío.
Los segundos son positivos, son hinchas sufridos que llevan la procesión por dentro…
que están de punto fijo en el estadio, que sufren en silencio porque no se dan las cosas,
que pecan de mesurados e incluso de ilusos y no pierden la esperanza que se saldrá del
atolladero y se volverá al lugar que nos pertenece… estos son los hinchas que ven el
vaso medio lleno.

Hago un llamado a todos los hinchas… los verdaderos hinchas, a seguir apoyando y
creyendo en Rodrigo Pérez y sus muchachos… están trabajando de manera fuerte y
profesional para salir airoso de esta situación donde puedo dar fe de la tremenda
exigencia en los entrenamiento que nuestro técnico obliga a cada jugador.
Los invito gentilmente a ver la vida de Cobreloa con optimismo… a no ver el vaso
medio vacío, porque eso significa que no hay nada.
Los invito a ver el vaso medio lleno, porque eso significa que algo hay… y les aseguro
que más pronto que tarde nos darán la alegría que tanto esperamos.
Esteban Lujan

Written by admin